martes, 27 de marzo de 2018

A little something different


Entre libros de fantasía o en mi racha de romanticismo me gusta leer libros super cursis.

Mis amigos dirán que no soy una persona muy romántica y la verdad es que pensaba lo mismo, pero el romanticismo y ser cursi son cosas diferentes. Y creo que puedo llegar a ser muy romántica si me lo propongo, pero cursi, no, de ninguna manera. Así que me costaba aceptar que me gustaban estos libros en los que el amor puede contra toda adversidad y sana todas las heridas.


Pero por fin lo admito, no puedo ser cursi, pero no puedo dejar de leer libros cursis. No todos me gustan y la mayoría de las veces me peleo con los personajes y sus ridiculeces, pero a veces me encuentro sonriendo y suspirando. Llegue a la conclusión que es mi escape de la realidad. 


Así que escogí este libro por la portada, todo apunta  a que es de ese tipo.


Autor: Sandy Hall
No. de páginas: 272



Y sí que es super cursi, esta historia es contada del punto de vista de todos menos los personajes principales Lea y Gabe, incluso de una ardilla y una banca, yep una banca. Lea y Gabe son muy penosos y el primer día de escuela se dan cuenta que hay una atracción pero ninguno hace nada, todas las personas a su alrededor se dan cuenta que están enamorados menos ellos.   Vemos como por lo largo de un año estos 14 puntos de vista perciben esta historia de amor, los baristas de un café, los amigos, un repartidor de comida, etc.

Me pareció un concepto nuevo e interesante, pero no llegue a tener interés por ninguno de los personajes. Me enfadaba a veces y lo dejaba para después, por el hecho de que algunos puntos de vista no tenían sentido para mí. Es un libro corto que se lee super rápido, si solo buscas un libro cursi que te despeje la cabeza, este es tu libro. No es nada del otro mundo, pero al final logra el cometido que busco en este tipo de libros.


No hay comentarios:

Publicar un comentario